Frecuencia del ordeño y producción láctea

Frecuencia del ordeño y producción lácteaEl ordeño tres veces al día (3X) en vez de 2X aumenta la producción láctea aproximadamente en un
10 a 15% en las vaquillas de primera lactación. La práctica de ordeñar 3X debe continuarse hasta el
final de la lactación para lograr los máximos beneficios. Anteriormente se pensaba que el incrementar
la presión dentro del  alveolo en la glándula mamaria era responsable de una menor producción de
leche con los 2X ordeños. Hallazgos recientes indican que el ordeño frecuente remueve una proteína
inhibidora normalmente presente en la ubre, esto es responsable del incremento de producción. Esto
no sólo estimula una mayor actividad secretora, sino también la cantidad de tejido secretor. La
investigación en el tema pudiera permitir a los granjeros aumentar la producción vacunando a sus
vacas contra la proteína inhibidora.
Ordeñabilidad y eficiencia en la sala de ordeño
La ordeñabilidad es un término nuevo que es logrado cuando empieza un flujo de leche abundante
inmediatamente después de colocar las unidades de ordeño. Las vacas deben ordeñarse rápida y
completamente con un flujo de ordeño estable que debe disminuir rápidamente al final del ordeño.
Este proceso es ayudado  llevando vacas calmadas y limpias a la sala de ordeño.
El objetivo final en cualquier sala de ordeño debe ser la obtención de una cantidad máxima de leche
de alta calidad con un máximo de eficiencia asegurando una excelente salud de la ubre. Para lograr lo
anterior es esencial: (1) que el personal de la sala de ordeño este bien entrenado y motivado; (2) el
equipo de ordeño mecánico este en una condición de operación máxima; (3) las vacas sean manejadas
de una manera calmada y constante en cada ordeño; (4) los pezones sean limpiados adecuadamente,
secados y estimulados usando métodos rápidos y eficientes; (5) las unidades de ordeño sean
colocadas a las ubres tan pronto como sea posible después de la estimulación adecuada; (6) alcanzar
una tasa de flujo alta de cada cuarto después de que las unidades de ordeño han sido colocadas; (7)
ordeñar a las vacas completamente; y (8) desprender las unidades de ordeño inmediatamente al
disminuir el flujo al umbral establecido.
Las tasas de flujo de leche para vacas altas productoras debe ser de al menos 4 kg (9 libras) por
minuto. El tiempo de ordeño debe ser de aproximadamente 5 minutos por vaca productora de 9 a 11
kg (20 a 25 libras) de leche por ordeño. Un minuto adicional debe agregarse por cada 4.5 kg (10
libras) de leche. La leche residual al final del ordeño no debe exceder de 0.4 kg (0.9 libras).
El tiempo de cambio se puede definir como el número de grupos de vacas ordeñadas en la sala de
ordeño por hora. Esto inlcuye: (1) tiempo de entrada de la vaca; (2) tiempo de preparación y de
colocación de la unidad de ordeño; (3) desprendimiento de la unidad y desinfección de la teta; (4)
tiempo ocioso; y (5) salida de la vaca. En salas de ordeño en paralelo o carrusel en los Estados
Unidos, el tiempo promedio es de 2,75 o 3 cambios por hora. Sin embargo, unas pocas unidades de
ordeño atendidas por personal altamente entrenado y motivado puede lograr 5 cambios por hora.

follando
porno casero
xvideos

Somatotropina bovina (STb) y mastitis

La cantidad de investigaciones publicadas sobre Stb antes de su venta fue sin precedentes para unaSomatotropina bovina (STb) y mastitis
nueva tecnología en la industria lechera. La droga es una hormona proteica que debe ser inyectada
para que sea biológicamente activa, porque si es administrada por vía oral es degradada en el tracto
digestivo. También es Alimitada a una especie@ es decir es activa únicamente en el bovino.
El incremento de la producción láctea es determinado por la calida de manejo, especialmente el
programa de nutrición del hato. La composición de la leche de los animales suplementados no se
altera substancialmente ni tampoco las propiedades de manufactura de la leche. La Organización de
las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación declaró en 1988 A No existe preocupación
relacionada con la seguridad o salud relacionadas con los residuos de STb en productos tales como la
leche y carne de animales tratados@
La fase del ciclo de la lactación cuando las vacas son más susceptibles a nuevas infecciones es durante
las primeras semanas después del parto. Ya que el periodo recomendado para el uso de la STb
empieza en la novena semana de lactación, este periodo de alta susceptibilidad se evita. Sin embargo,
es verdad que el uso de la droga prolonga la lactación promoviendo una mayor producción láctea
cerca del final de la lactación. Afortunadamente, las tasas de nuevas infecciones son bajas durante el
final de la lactación. Cualquier incremento en el estrés asociado con el uso de la droga debe ser
mínimo debido a que el incremento de producción sucede al final de la lactación cuando el estrés
asociado con la lactación es reducido.
La mayoría de los estudios no han mostrado un incremento en la mastitis clínica asociada con el uso
de la droga, pero un pequeño número de estudios han mostrado un ligero aumento. La diferencia no
es significativa en la CCS o tasa de desecho debido a mastitis en vacas con o sin suplemento. Sin
embargo, se recomienda que los granjeros lecheros evalúen cuidadosamente sus procedimientos de
control de mastitis antes de implementar un programa de suplementación con STb.

Condiciones especiales de las tetas y ubres

Condiciones especiales de las tetas y ubresGrietas o lesiones: Las grietas o lesiones son especialmente comunes durante el frío, humedad y
viento. Los problemas pueden ser causados por virus y exacerbaos por el uso de selladores que no
contienen condicionadores de la piel de la teta o lanolina que promueve el reblandecimiento de los
tejidos y la cicatrización. La inclusión de productos humectantes en los selladores promueven la
retención de agua en la piel del pezón también han sido usados efectivamente para promover la salud
de las tetas.
Por muchos años se asumió que las condiciones anormales de las puntas de las tetas eran causadas
por la máquina de ordeño. Sin embargo, los investigadores han notado que anormalidades similares
existen en los pezones de las vacas ordeñadas manualmente, así como en las tetas de las vacas deganado de carne. Muchas de las anormalidades descritas como anillos se demostró que era un exceso
de queratina y fueron descritos por algunos patólogos como callos. En tanto los callos estuvieran
intactos y no se extendieran en el conducto del pezón, no se fueron asociados con incremento en la
incidencia de infección. Los pezones con una erosión abierta o costra alrededor de la apertura de la
teta se asociaron con un incremento en la prevalencia de infección que con frecuencia condujo a
mastitis clínica.
Los factores asociados con la máquina de ordeño mecánico tales como el vacío y la relación de
pulsación operando dentro de rangos normales no se asocian con un incremento en la prevalencia o
severidad de las lesiones de las tetas. Los factores que han sido relacionados con la formación de
lesiones incluyen: (1) alta producción láctea, que extiende los tiempos de ordeño; (2) la ausencia de
estimulación preordeño que también incrementa el tiempo de ordeño; (3) sobre ordeño; y (4) carga
compresiva de la copa sobre el pezón.
Verrugas en los pezones. Existen varios tipos de verrugas que se sabe son causados por papovirus.
Las vacunas autógenas han sido usados con un éxito limitado. La presencia de tales verrugas puede
causar dolor durante el ordeño e interferir con la bajada de la leche. Algunas veces los veterinarios las
remueven quirúrgicamente, pero estas vuelven a crecer. Afortunadamente muchas de las verrugas
desaparecen espontáneamente.
Leche sanguinolenta. Los granjeros lecheros y sus empleados con frecuencia confunden una pequeña
cantidad de sangre en la leche como evidencia de mastitis. Esta conclusión es errónea porque la
mayoría de la leche sanguinolenta es el resultado de: (1) daño en los tejidos secretores; (2) capilares
rotos; (3) edema de la ubre en animales recién paridos, especialmente vaquillas de primer parto. La
mayoría de los casos se resuelven espontáneamente en pocos días, pero la leche visiblemente
sanguinolenta debe ser retirada debido a que no satisface la definición de Aleche normal@. El
tratamiento con antibióticos no está indicado a menos que el problema se acompañe de los signos de
mastitis clínica.
Edema de la ubre. Este problema es causado por la acumulación de líquido debajo de la piel. Este
puede estar circunscrito únicamente a los tejidos de la ubre o extenderse más alla de la ubre. La piel
seca o agrietada con frecuencia acompaña al edema, esto es el resultado de una falla en la circulación
de la sangre y linfa. Las principales causas incluyen: (1) alimentación con cantidades excesivas de
minerales; (2) alimentación con cantidades excesivas de grano antes del parto; (3) las vaquillas están
obesas en el primer parto; (4) falta de ejercicio, esto resulta en la acumulación de líquidos en la ubre;
y (5) una deficiencia de proteínas o vitaminas
Remoción de tetas extras. Las tetas extras presentes en las becerras deben ser removidas: (1) por
razones cosméticas; (2) para ayudar en la prevención de mastitis en animales adultos; y (3) para
prevenir que interfieran con el proceso de ordeño cuando los animales empiezan a lactar. La remoción
debe realizarse cuando las becerras son menores de seis meses de edad. Esto resulta en una pequeña
herida y una cicatrización más rápida. La remoción puede realizarse jalando suavemente la pequeña
teta y cortando con una tijeras filosas limpias y desinfectadas. El ángulo de corte debe ser de la cabeza
a la cola de tal manera que la cicatriz se mezcle con los pliegues normales de la ubre. La herida debe ser cubierta con un aerosol de yodo u otro antiséptico adecuado. Durante el verano se debe utilizar un
aerosol contra moscas para minimizar las oportunidades de infecciones transmitidas por moscas.
Después las becerras deben ser colocadas en un corral limpio y con buena cama